EL Uso de Lentillas

Las lentes de contacto requieren de un cuidado y de una atención especial. A continuación detallamos algunos consejos para que los tengas en cuenta si utilizas o estás pensando utilizar lentillas.

Recomendaciones a tener en cuenta sobre la higiene:

  • Es muy recomendable sacarse las lentillas cada noche antes de irse a dormir (especialmente si se llevan lentes de contacto rígidas), salvo que sean lentillas especialmente diseñadas para uso prolongado (lentillas con alto porcentaje de agua). Es importante que el ojo pueda oxigenarse unas horas al día.
  • Durante la noche hay que dejar las lentes de contacto en su estuche, sumergidas en una solución que las mantenga limpias y libres de infecciones y bacterias.
  • Antes de colocarse las lentillas, hay que lavarse muy bien las manos para evitar que entren en contacto con cualquier tipo de partículas o bacterias que puedan afectar al ojo.
  • Antes de ponerse y quitarse las lentes de contacto, hay que limpiarlas con una solución limpiadora, especialmente si se trata de lentes de contacto blandas.
  • Es conveniente cambiar el estuche donde se guardan las lentillas por las noches cada determinada cantidad de tiempo. No conviene mantener el mismo estuche  más de 3 ó 4 meses seguidos.
  • Al primer indicio de enrojecimiento, irritación o infección en los ojos, debes quitarte las lentillas y acudir a un oftalmólogo para que te vea.

Además de estas recomendaciones de higiene y limpieza, le sugerimos tenga en cuenta otras recomendaciones sobre el uso.

Recomendaciones a tener en cuenta para el uso diario:

  • En muchos casos es conveniente utilizar gotas en los ojos para que éstos estén húmedos el mayor tiempo posible.   En caso de necesitarlas, su oftalmólogo le recomendará las gotas más adecuadas.
  • No conviene llevar puestas las lentes de contacto para nadar (y que éstas estén en contacto directo con el agua de la piscina). Las lentillas (especialmente las blandas) absorben el agua y por tanto los productos químicos que contiene el agua.  Esto podría afectar a sus ojos.  Si son lentes de contacto rígidas (duras), podrían salirse o perderse al entrar en contacto con el agua.
  • Al guardar las lentillas en el estuche, es importante prestar la necesaria atención y poner cada una en el lado que le corresponde. Esto es importante ya que la mayoría de las personas tiene una graduación distinta en cada ojo.
  • Siempre es recomendable consultar a un oftalmólogo sobre cuál es el tipo de lentilla más adecuada para cada caso. Un oftalmólogo también podrá recomendar los productos para la limpieza y otros productos o gotas para humedecer los ojos.

Además de estas recomendaciones de uso, le sugerimos tenga en cuenta otras recomendaciones sobre la higiene y limpieza.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR