La Limpieza de las Lentes de Contacto (Lentillas)

Es muy importante que aquellos que utilizan lentes de contacto sean especialmente cuidadosos y constantes en su limpieza diaria ya que las lentillas van a estar en contacto con los ojos durante muchas horas. El ojo es un órgano muy sensible y cualquier bacteria o partícula que se deposite en el mismo podría causar molestias e irritaciones. Unas lentillas poco limpias podrían generar una infección ocular o una úlcera en la córnea (al frotar el ojo para quitar una partícula que esta molestando).

Por este motivo,  es muy importante que aquel que usa lentillas las limpie para evitar que queden pequeñas partículas o bacterias que puedan afectar al ojo.

De esta forma, evitarán que las lentes de contacto terminen convirtiéndose en un problema grave en forma de infección o lesión en el ojo.

Si las lentillas se usan y se limpian adecuadamente, no deberían causar ningún problema. A continuación detallamos algunos consejos que te recomendamos que sigas si usas lentillas:

  • Nunca dejes las lentillas apoyadas en un lugar para luego colocártelas directamente sobre el ojo.
  • Si una lentilla se cae al suelo, será necesario que la laves antes de colocártela en el ojo.
  • Es importante que laves los estuches todas las semanas y los renueves cada 3 ó 4 meses.
  • Deberás verificar que los productos que utilizas para la limpieza de las lentillas se encuentren en buen estado, no estén caducados, ni hayan permanecido mucho tiempo destapados.
  • Los cuidados que requerirán las lentes de contacto dependerán del tipo de lente de que se trate. Es recomendable consultar con el oftalmólogo cuáles serán los mejores cuidados para cada tipo de lente.
  • Deberías lavarte las manos antes de limpiar o ponerte las lentillas.
  • No debes usar agua del grifo para lavarlas ni para dejarlas por la noche. Conviene utilizar alguna solución especialmente pensada para mantenerlas limpias y desinfectadas.
  • No debes “enjuagar” las lentes de contacto con saliva. Para esto, debes utilizar los productos apropiados.

Las lentillas blandas requieren más atención en la limpieza que las lentes rígidas. Esto se debe a su capacidad para absorber el agua. Las lentillas blandas absorben los líquidos, por lo que si se limpian con agua sucia o con un producto contaminado, éstas absorberán ese liquido contaminado y lo transmitirán directamente al ojo.

Comments are closed.


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR