Lentillas y Gafas

 

Lentillas

Gafas

Cuidados y limpieza

Las lentillas requieren de un mayor cuidado y limpieza. Como se colocan directamente sobre el ojo cualquier resto de suciedad podría molestar o hasta provocar una infección. La limpieza y el cuidado de las gafas de montura es mucho más simple.

Estética

Las Lentillas se ven mejor estéticamente. Al ir directamente sobre el ojo, resultan casi invisibles para las demás personas.

Las lentillas permiten incluso cambiar el color de ojos.

Las gafas son muy visibles y, si se tiene mucha graduación pueden dar la sensación de un ojo deformado.

Comodidad

Las lentillas son mas cómodas. Una vez que las persona se acostumbro a usarlas casi no nota que las tiene puesta. Las gafas pueden caerse, desacomodarse continuamente y es mas fácil poder olvidarlas o perderlas.

Periodo de adaptación

Según de que tipo de lentillas se trate se necesitará un mayor o menor tiempo para adaptarse, pero las lentillas siempre requieren de algunos días para acostumbrarse a ver con ellas puestas. Las gafas no suelen requerir periodo de adaptación. La gente se acostumbra fácilmente a su uso.

Riesgo de infecciones

Debido a que la lentilla va directamente sobre el ojo, existe un cierto riesgo de que se produzca alguna infección. Pero esto se debe mas que nada al mal uso y descuido de la limpieza de las lentes de contacto. El uso de gafas no implica riesgo de infecciones ya que las gafas no están en contacto directo con el ojo.

Campo de visión

Con las lentillas el campo de visión es total, la lentilla se mueve con el movimiento del ojo, de esta manera siempre se esta mirando por el centro de la lente. El campo de visión de las gafas no es completo. Al mirar hacia los lados, los objetos se verán deformados. Además la montura interrumpirá la visión.

Costos

El precio de las lentillas suele ser mas elevado que el de las gafas con montura. Las gafas son más económicas que las lentillas.

Son ideales para

-Personas que practican deporte de contacto o con movimientos bruscos o rápidos.

-Personas con problemas de visión severos, ya que la calidad de la visión será mejor con el uso de lentillas.

-Aquellas personas que tienen problemas de visión leves y que sólo usan gafas de forma esporádica.

 

No se recomiendan para

-Personas que no tienen constancia con el cuidado y la limpieza como para usar lentillas

-Personas con tendencia a padecer infecciones o conjuntivitis.

 

-Aquellas personas que practican deportes o que por su trabajo deben estar en constante movimiento.  En estos casos, existe el peligro de que las gafas se les caigan o rompan.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR