Lentes de Contacto Infantiles – Lentillas para niños.

Es habitual oír decir que los niños no pueden utilizar lentillas, aunque esta frase es algo engañosa. El motivo por el que se hace esta afirmación es porque éstas exigen unos cuidados diarios y la mayoría de los niños no tienen la madurez suficiente para hacerse cargo de esta responsabilidad.

Es muy importante que toda persona que usa lentes de contacto se ocupe todos los días de limpiarlas y desinfectarlas adecuadamente para evitar que puedan infectar sus ojos. Además, y dependiendo del tipo de lentillas que se usen podría resultar necesario quitárselas cada cierto tiempo. En este caso,  muchos niños no se acordarán de quitárselas cuando toca y esto podría ser muy perjudicial para sus ojos.

Los especialistas sostienen que la edad ideal para que los niños empiecen a utilizar lentillas es a partir de los 10 u 11 años, siempre y cuando tengan la madurez y un grado de compromiso suficientes.

En aquellos casos en los que el niño necesita utilizar lentes con  una graduación bastante alta, podría resultar útil que se acostumbre a utilizarlas desde pequeños ya que éstas ofrecerán muchas ventajas.  En este caso, es importante que los padres presten la atención suficiente para asegurarse de que el niño las limpia como es debido.

Hoy en día, resulta más fácil que nunca que los niños utilicen lentillas, corriendo unos riesgos mínimos.  Esto se debe a las lentes desechables que, después de utilizarlas durante un breve periodo, pueden desecharse sin necesidad de limpiarlas o desinfectarlas. Estas lentillas son ideales para los niños ya que requieren de mucho menos cuidados y limpieza y no necesitan quitárselas y ponérselas constantemente.

Comments are closed.